martes, 7 de febrero de 2017

Señor pongo en tus manos mi vida y mi alma