miércoles, 8 de febrero de 2017

Dios recuerda-me que tus planes son mejores que los míos.