martes, 17 de enero de 2017

La fe tiene la capacidad de mover la mano de Dios