jueves, 29 de diciembre de 2016

Protégeme de la sabiduría del que no llora