jueves, 25 de mayo de 2017

Sueño



Llevo algún tiempo sumergida en este sueño de conocer a alguien, alguien que le guste mis momentos de locura, que me abrace cuando mis días se pongan grises, que no le asuste que lo ame con toda el alma porque esa es mi única intensa manera de amar, alguien que no le parezca dramática cuando una noche, sin motivo aparente me vea llorar... sí, algunas veces la fragilidad también toca mi corazón.
En mi mundo perfecto e imperfecto, que a veces se siente tan inalcanzable, distante e irreal, conozco a alguien con el cual puedo ser yo, tal como soy, completamente yo, sin poses de ningún tipo, como por ejemplo de chica dulce que nunca se molesta porque yo por dentro también llevo un huracán y no me gusta ir por la vida con ese estereotipo de chica perfecta porque no lo soy, ni quiero serlo y él no tiene que ser un príncipe azul, simplemente quiero un hombre honesto, que cuando diga te amo, lo sienta de verdad y que al mirarme le brillen los ojos, que al pensar en mi se le acelere el corazón y cuando su cuerpo sienta frío solo le baste con el calor del mío. 
Es decir, sueño con un hombre real, no uno que solo proyecte serlo y que al cabo de un tiempo vuelva a su estado original, nada.