sábado, 20 de mayo de 2017

El camino al éxito no es recto.



El camino al éxito no es recto. Hay una curva llamada falla, un periférico llamado confusión, topes llamados amigos, luces de Precaución llamada familia, y tendrás ponchaduras llamados trabajos.
Pero...si tienes refracción llamada determinación, un motor llamado perseverancia, un seguro llamado fe, un conductor llamado Jesús, llegarás a un sitio llamado éxito!