sábado, 20 de mayo de 2017

Vi el reflejo de mi destino


Y entonces...
vi el reflejo de mi destino perpetuado en el horizonte; 
como el mar y el cielo...
tan cerca que casi pueden unirse...
tan lejos que nunca pueden tocarse.