miércoles, 21 de diciembre de 2016

Contemos nuestras bendiciones en lugar de nuestras dificultades.


Contemos nuestras bendiciones en lugar de nuestras dificultades...
Contemos nuestras ganancias en lugar de nuestras pérdidas...
Contemos nuestras alegrías en lugar de nuestras penas...
Contemos nuestros amigos en lugar de nuestros enemigos...
Contemos nuestras sonrisas en lugar de nuestras lágrimas...
Contemos nuestra valentía en lugar de nuestros temores...
Contemos nuestras virtudes en lugar de ver nuestros defectos...
Contemos con Dios y nuestra Virgencita Maria en lugar de contar con nuestras dudas...