lunes, 15 de mayo de 2017

No es amigo quien ríe mi risa


No es amigo quien ríe mi risa, sino quien llora mis lágrimas.
Un amigo es como la sangre, que acude a la herida sin que la llamen.
Un amigo verdadero conoce tus debilidades pero te hace notar tus fortalezas;
siente tus miedos pero fortifica tu fe; reconoce tu falta de habilidad pero acentúa tus posibilidades...
Un amigo no es solo el que ofrece lo mejor, si no el que evita que te pase lo peor.
La fortaleza del hombre se prueba en la desgracia, y la fidelidad de un buen amigo se prueba en la tempestad.
Amigo en la adversidad, amigo de verdad.