domingo, 7 de mayo de 2017

Aunque no puedas


Aunque no puedas 
recordarlo ahora, 
hiciste un juramento 
con las estrellas 
como testigo, 
ofrecer tu corazón 
a este mundo.
Estuviste de acuerdo 
en mantenerte desnudo, en carne viva, 
y vulnerable para siempre,
para entrar en 
el corazón de la tristeza 
y en el océano de la ternura 
si era allí a donde te llamaba el corazón.
Tu única guía 
es lo desconocido 
y tu único mapa 
se encuentra dentro 
de las células de tu propio corazón.