lunes, 17 de abril de 2017

Buenas noches.


Dios mío, cuando llega la noche y el mundo está en silencio, me acerco a ti sin prisas, sin preocupaciones y me detengo a respirar tu presencia y agradecer el hecho de tenerte en mi vida. Dios,
 te amo y sé que tú me amas aún más.
 Buenas noches.