lunes, 6 de marzo de 2017

Lindo Martes


Todavía no he entendido si el alma es la residencia del corazón o si el corazón nos vive el alma. Pero una cosa es cierta, quien posee un gran corazón, siempre tiene un alma maravillosa...