martes, 20 de diciembre de 2016

No te aferres a lo oscuro de la vida. A la carencia de luz en el corazón.



No te aferres a lo oscuro de la vida.  A la carencia  de luz en el corazón. 

 Abre los ojos y mira el esplendor  del sol.  Disfruta  lo hermoso de cada amanecer. 
Tu eres un ser de luz.  Dios y muchas personas te aman con toda la sinceridad de su corazón. 
Ilumina tu vida con optimismo.